¿Cómo ayudo a mi hijo a ser autónomo?

Leyendo varios artículos relacionados con la búsqueda de la autonomía en los niños, siempre llegan a la conclusión que les contaba en mi artículo de hace unos días que es que los padres deben educar a los niños para que sean autónomos, darles responsabilidades según su edad y capacidad. Deben dejar que hagan las cosas por sí mismos, que se equivoquen y aprendan de sus errores.

¿Fácil?

Pues a mi modo de ver, es algo que lleva tiempo asimilar, debemos primero comprender que aunque nuestro bebé es pequeño en tamaño, es grande en ganas de aprender. Los padres debemos lograr el difícil equilibrio entre la innata tendencia a proteger a los hijos y la necesidad de ir soltando poco a poco el hilo para que ellos acaben valiéndose por sí mismos.

Para lograr este propósito, debemos ir dándoles pequeñas tareas diarias, siempre tomando en cuenta su edad y además debemos reflexionar acerca de como quedará ejecutada su actividad. Quizá debamos supervisar cuando nuestro hijo, por ejemplo, tire a la papelera un papel, quizá quede alguno en el camino a la papelera. Lo importante es que la actividad sea planteada con un objetivo para padre e hijo.

¿Por dónde empezar?

Podemos darle la oportunidad de que pueda escoger que camiseta quiere llevar puesta o que zapatos utilizar, esto lo hacemos de forma sencilla,  ofreciéndole dos opciones limitadas, es decir, que previamente hemos seleccionado para la ocasión. Y le preguntarás ¿Que camiseta quieres usar? ¿La verde o la roja? Esto le permite al niño reafirmarse como individuo y ganar un poco de autonomía cada día.

Esta acción podemos utilizarla con los accesorios para el cabello, pantalones, calcetines, frutas, gorras, sombreros, y así un sinfin de situaciones que nos ayudarán a ofrecerle a nuestros hijos su capacidad de tomar una decisión. Ya que cada situación es una oportunidad de aprender una habilidad para su vida futura.

La psicóloga Amaya Terrón, propone que en cada edad podemos fomentar la autonomía

● A PARTIR DEL PRIMER AÑO DE VIDA: los niños suelen mostrar un interés especial en desarrollar actividades por ellos mismos. Si habéis detectado este interés, podéis aprovechar este impulso natural para comenzar con sencillos retos.
Por ejemplo, probad a darle la libertad de experimentar por sí mismo con los cubiertos. Además, a esta edad, los niños ya van teniendo desarrolladas habilidades motoras que les permiten, en mayor o menor grado, un desplazamiento autónomo. Así que podéis animarle a que investigue y explore, pero siempre bajo vuestra
mirada atenta. Por ello, cuando consigamos la deseada iniciativa e impulso de que el pequeño descubra cosas nuevas, debemos darle la oportunidad de que corra riesgos supervisados.
●A LOS DOS AÑOS: podéis incentivar que elija la ropa y se la ponga él solo. También animarle a coger el bote de
champú, a secarse el cuerpo, a enjabonarse o a recoger sus juguetes.
● A LOS TRES AÑOS: los niños ya suelen estar preparados para abrocharse los botones, intentar hacer nudos en los cordones de los zapatos o abrir y cerrar velcros del calzado. También pueden abrir botes o estuches, comenzar a
aprender a lavarse los dientes, cepillarse el pelo, echarse crema, etcétera.
Según avance en su desarrollo madurativo, hay que investigar nuevas metas, difíciles pero posibles y atractivas.
Ayudemos a que nuestros hijos paso a paso tengan independencia y autonomía.
Ysomar Méndez

 

 

 

 

Anuncios

2 comentarios en “¿Cómo ayudo a mi hijo a ser autónomo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s